5 obras fantasma en China: la inminencia de otra burbuja inmobiliaria

Por lo que parece, no es España el único país que construye viviendas que nunca serán habitadas, zonas residenciales donde no reside nadie, polideportivos perdidos en lugares remotos o inmensas zonas recreativas en poblaciones que no superan los 2.000 habitantes.

En China, cada vez son más las llamadas “ciudades fantasma” para las que se invierten cantidades ingentes de dinero pero en las que nunca llega a vivir gente. A continuación os mostramos 5 de estos inmensos y escalofriantes lugares deshabitados:

La ciudad de Ordos en el distrito Nueva Kangbashi, Mongolia interior

En 2003, se comenzó a planificar la construcción de Ordos, un distrito nuevo con capacidad para un millón de personas. Finalmente, se invirtieron 161.000 millones de dólares para construir un barrio con capacidad para 300.000 personas. Por desgracia, hoy en día sólo lo habitan unas 30.0000. La ‘Dubai del Norte de China’ que es como se la conoce, no está desierta por motivos económicos. Las autoridades, sencillamente, no consiguen convencer a la gente para que se mude allí.
La ciudad se construyó en cinco años gracias a inversión pública y privada. Miles de chinos compraron en Ordos una vivienda pensando que hacían una buena inversión. Sin embargo, aunque se compraron algunas de las casas construidas, sus dueños siguen sin habitarlas. El principal motivo es que está a 25 kilómetros de la capital de la región y que no hay presión demográfica suficiente para empujar a la gente a vivir en un sitio tan alejado.
Por otro lado, existe otro motivo más extraño por el que la ciudad se ha convertido en un lugar en el que nadie desea habitar. En el 2002, fue utilizada para la prueba de unos inodoros que funcionan sin agua. Ordos está en una zona semiárida de mínimas lluvias, y cuando se plantearon crear una ciudad moderna para casi un millón de habitantes, descubrieron que no había escasez de agua. Por ello, las autoridades locales en colaboración con el Instituto Noruego para el Medio Ambiente, impulsaron una nueva “ciudad ecológica”. En una barriada formada por 14 edificios con 830 apartamentos se instalaron “eco-inodoros secos“, que no utilizan agua para el arrastre de los excrementos humanos, sino únicamente la fuerza de la gravedad.

Ciudad de Ordos
Era una prueba piloto de grandes dimensiones, que de tener éxito supondría una autentica revolución para todas las ciudades situadas en zonas de escasa pluviosidad, pues el agua que se consume en el inodoro, viene a ser un 50% del agua que consume una familia.
Desgraciadamente el experimento fue una catástrofe. En contra de lo previsto, el manejo de los depósitos de excrementos resultó mucho más desagradable y sucio que lo que se pensó en un principio. Además, los pisos bajos próximos a los depósitos se inundaron de malos olores y proliferaron las moscas y gusanos.

Centro Comercial New South China Mall en Dongguan, Provincia de Guangdong

También conocido como Centro comercial Muerto, permanece inactivo desde su inauguración en 2005. Fue impulsado por el magnate de los fideos instantáneos Hu Guirong, y a día de hoy, el centro está en un 99% vacío.
El centro ocupa una superficie de 892.000 metros cuadrados con espacio para 2.500 locales de distinto tamaño. En su interior hay diferentes zonas que imitan, en cartón piedra, a diferentes ciudades y culturas del mundo. En el centro podemos encontrar dos kilómetros de canales de estilo veneciano y una reproducción del Arco del Triunfo de París de 25 metros de altura.
El Centro Comercial Muerto fue construido en las afueras de Dongguan y la causa de su fracaso es que parece que nadie calculó la demanda de espacio comercial para semejantes dimensiones.

mall gigante China

A día de hoy tan sólo alberga un puñado de restaurantes de comida rápida. Durante años ostentó el récord de superficie comercial, aunque ha sido superado recientemente por un centro construido en Dubai. Pese a ello mantiene el de mayor superficie comercial disponible del mundo, y todo indica que seguirá siendo así por mucho tiempo.

Ciudad sostenible de Jing Jin, Tianjin

Se trata de una ciudad de más de 100 kilómetros cuadrados con espectaculares chalets de construcción ecológica. Actualmente se encuentra completamente vacía.

ciudad sostenible china

Villa Florencia en Wuqing, Tianjin

Durante décadas no fue más que un campo de maíz y ahora se ha convertido en un barrio de casas de estilo italiano con su propio canal y hasta un centro comercial en forma de Coliseo. El proyecto costó 220 millones de dólares y fue financiado por una compañía minera local. Se inauguró en 2011 y sus propietarios están intentando llenarlo.

Venecia China

Tianducheng, cerca de Shanghai

Tianducheng comenzó a construirse en 2007 y es una pequeña ciudad pensada para 10.000 habitantes. Hoy en día, sólo viven 2.000 y la mayor parte son trabajadores de un parque temático adyacente, basado también en la cultura francesa, que lleva camino de correr la misma suerte. El lugar tiene su propia réplica de la Torre Eiffel, aunque con 108 metros de alto en lugar de los 324 de la original.

 

Paris en china
También encontramos en él versiones en miniatura de los Campos Elíseos y reproducciones de todo tipo de monumentos. Por desgracia, está tan vacío que no invita mucho a ser visitado. El gobierno chino asegura que los planes para colonizar este y otros lugares similares prosiguen al ritmo previsto.

 

 

 

 

 

 

 

 

Share Twittear Share Menéalo Menéalo