CÓMO AHORRAR CON LA REFORMA DE TU CASA

Nos encontramos en un momento muy interesante a la hora de plantear una reforma en nuestra vivienda. Por un lado están apareciendo normativas de carácter urbano que plantean nuevas iniciativas a la hora de ahorrar energía en las ciudades, y por otro, a una escala más pequeña, se han realizado modificaciones en los documentos básicos del código técnico para promover la reducción del consumo y la demanda energética en los edificios residenciales.
Existen algunos puntos que pueden resultar muy importantes a la hora de afrontar una reforma eficiente de una vivienda, algunos de ellos ya comentados en este blog
Hay que tener en cuenta que entre un 15 y un 20% del consumo energético en España se produce en los hogares. Por este motivo conviene establecer unos criterios básicos que pueden ayudar a tomar decisiones a la hora de reformar nuestras casas.
Los elementos que más consumen en el interior de una vivienda son, con diferencia, los electrodomésticos, el agua caliente, y la calefacción, mientras que la iluminación y el aire acondicionado se mantiene en un consumo en torno al 15% total entre ambos.
Las ventanas es el lugar donde se producen mayores puentes térmicos en los hogares, es por este motivo que una buena material, como puede ser el PVC, seguido de una correcta instalación ayuda en gran medida que la temperatura se mantenga y no aparezcan puntos de pérdidas importantes de temperatura. La diferencia más importante entre un material como el PVC y una carpintería clásica de aluminio, es que el primero es un material aislante, mientras que el segundo no lo es. De la misma manera, la colocación de un vidrio bajo emisivo puede reducir en un 20% la pérdida de energía frente a un vidrio convencional.
La instalación de leds, o bombillas de bajo consumo puede llegar a consumir un 70% menos de energía en el campo de la iluminación.
Otro campo muy importante en una reforma es la instalación de aislantes térmicos tanto en fachadas como en elementos horizontales (suelos y techos). La colocación de láminas de lana de roca de entre 2 y 4 cm o la inyección de espuma de poliuretano son soluciones muy eficientes a la hora de sustituir estos elementos. En los suelos, el elemento más eficiente es el poliestireno extruido.
Por último, a la hora de elegir la instalación de calefacción, las calderas de condensación pueden llegar a ahorrar hast un 25% de energía. De la misma manera, la elección de electrodomésticos con etiqueta energética AA+ ayuda a disminuir el consumo de energía en la reforma de nuestra vivienda.
Fuente: Equipo www.inarquia.es
José Joaquín Carazo Rodríguez