Curiosa arquitectura: la casa de Giovanni Cammarata

 

Cualquier casa, decorada con mimo, originalidad y buen gusto, puede convertirse en un hogar acogedor e incluso en una auténtica obra de arte. Un ejemplo de ello es Giovanni Cammarata (1914-2002), quien cuando se estableció en Messina en 1947 con su mujer Paola, la única casa que pudo permitirse comprar era poco más que una barraca. Para decorarla emplearon materiales tan modestos como conchas marinas, guijarros, y fragmentos de cristal y vajilla.

Con todos estos materiales confeccionó los relieves, sobre una base de cemento, con los que decoró tanto los muros exteriores como el pequeño patio interior. Copió famosas obras arquitectónicas de todos los tiempos y en los muros también ilustró escenas históricas, como Aníbal cruzando los Alpes con sus elefantes. Empleando esta misma técnica, decoró el patio y el jardín con esculturas en las que se representan vírgenes y santos junto a figuras mundanas y fantásticas como King-kong, Godzilla o Blancanieves y los siete enanitos.

Cammarata fue apodado il cavaliere Cammarata o il puparo (marionetista). Sus obras fueron muy apreciadas en el extranjero pero ninguneadas por sus paisanos. Tras su muerte, la casa se convirtió en una de las mayores atracciones de Messina. Las autoridades locales se comprometieron a preservar la construcción, pero por desgracia fue derribada para crear el aparcamiento de un gran supermercado cercano.

Hoy en día, solo sobrevive la fachada principal. Muchas de las esculturas fueron amontonadas en la calle en vez de destruirse y más adelante rescatadas por una asociación del barrio. Asimismo, estos organizaron protestas por la forma en la que se había destruido aquel lugar de un día para otro y sin previo aviso.

Giovanni volvió a Italia tras luchar en la guerra y vivir unos años en Estados Unidos y dedicó los últimos años de su vida a construir esta vivienda llena de vida y arte . Como le ocurre a la muchos artistas, ha sido siempre más reconocido fuera de su país que por sus compatriotas. Actualmente, existe la posibilidad de visitar la vivienda, en la que se organizan eventos culturales para no dejar caer en el olvido a il cavaliere Cammarata. Además, se invita explícitamente a los visitantes que acudan con sus cámaras y móviles para fotografiar el lugar y subirlo en redes sociales con los hashtag #invasionidigitali, #casacammarata, #siciliainvasa2014, #idmessina, #igersmessina.

 

cavaliere

 

 

Escrito por Marta Pírez