UNCERTAIN FUTURE CONSTRUCTION

The future of construction is still quite uncertain, so that, with so much insecurity, They are formulated various hypotheses about. Now, We will contrast some major sources and data on the evolution of this sector.

Fuentes con una visión positiva como el periódico Expansión o el informe Euroconstruct del Instituto Tecnológico de la Construcción de Catalunya, afirman que el mercado español de la construcción moderará su caída hasta el 6,7% in 2014. Para ellos, todavía se considera prematuro hablar de tocar fondo, pero a partir de este año se espera una mejora progresiva y alcanzar cierta recuperación en 2015.

However, uno de los aspectos más negativos de este sector en nuestro país e s la morosidad, que se traduce en una importante factura para las empresas de la construcción. Los impagos ocasionan la pérdida del 5,5% de la facturación total del sector en España, porcentaje que supera a la pérdida media de ingresos del 3,9% que este negocio registra en Europa, según el ranking de sectores clave de la economía europea por impagos correspondiente a 2013 realizado por Intrum Justitia. A escala europea, el sector de la construcción se sitúa como el segundo por el porcentaje de sus ingresos que «se comen» los impagos, sólo por detrás de los servicios profesionales, donde se llevan un 4,5%.

Un dato relevante es que España ha recuperado inversión extranjera inmobiliaria, hecho positivo más por la recuperación de la confianza que por el impacto real, ya que desde el ITeC apuntan que no se podrá hablar de normalización hasta la recuperación del comprador nacional, lastrado todavía por la caída de los ingresos y el escaso acceso al crédito.

En cuanto a la edificación residencial, parte de un descenso importante en 2013 only 21% para acabar con un cifras positivas en 2015 (+6%) and 2016 (+8%), en un sector que acumula una caída superior al 83% en el periodo 2007-2013.

Así, el ITeC sólo se prevé entre 50.000 and 55.000 viviendas en el horizonte 2015-2016. Respecto a la edificación no residencial, se espera una reacción un poco más lenta, ya que no se confía en que la producción abandone resultados negativos hasta 2016, si bien el descenso se moderará, pasando de una caída del 17% in 2013 to the 6% in 2014 y alcanzando un resultado neutro en 2015 (-0,2%).

construccion

En el conjunto de la UE, la actividad constructora subió cuatro décimas en agosto respecto a julio, cuando aumentó un 1,3%, mientras que en términos interanuales registró una caída del 2,5%. Entre los países cuyos datos están disponibles para agosto de 2013, la producción en la construcción subió en siete y cayó en ocho. Los mayores avances se produjeron en Portugal (+10,8%), Sweden (+4,8%), Hungría (4%) e Italia (+3,4%), mientras que los descensos más pronunciados tuvieron lugar en República Checa (-3,6%), Slovenia (-2,8%) y Alemania (-1,9%).

Con estos datos, podemos permitirnos una visión bastante más positiva de nuestro futuro en este sector que hace unos años. La mejora se produce de forma lenta e incierta, pero ya encontramos signos que evidencian la recuperación de la construcción. Esto nos da ánimos a continuar apostando por la innovación e invirtiendo en desarrollo, hacia metas como la eficiencia y sostenibilidad.