Ventajas del uso de la biomasa y la energía solar térmica

Actualmente en el mercado se ven una gran variedad de sistemas para la calefacción y ACS (Agua Caliente Sanitaria) donde el usuario puede elegir el que mejor se adapte a sus necesidades.
A continuación haremos una comparativa entre la biomasa y la energía solar térmica para facilitar al usuario la decisión más correcta a la hora de instalar un sistema de energía renovable.

Una de las ventajas más importantes es que son energías que no contaminan. En el caso de la energía solar térmica su contaminación es nula puesto que su fuente de obtención es el sol. La caldera de biomasa necesita combustibles vegetales o animales para su combustión produciendo bajos niveles de contaminación en comparación con los sistemas convencionales.

La instalación de ambos sistemas es diferente en cada uno de los casos. En la biomasa se necesita un espacio de almacenaje para el combustible al igual que los sistemas convencionales de combustible fósil que normalmente se sitúa en el sótano o la planta baja, además del espacio para la caldera. La energía solar térmica se instala en la cubierta de la vivienda donde se encuentra el colector formando el circuito primario. El circuito secundario está formado por un acumulador en el que se mantiene el agua caliente hasta ser utilizada. Para la calefacción en ambos casos utilizan los mismos sistemas (suelo radiante, radiadores, etc.) siendo el más idóneo el suelo radiante para ambos casos.

La fuente de ambos sistemas también es muy distinta. La energía solar térmica procede única y exclusivamente del sol. En países como España, es una gran ventaja puesto que disponemos de esta fuente inagotable la gran parte del año, pero también hace que varíe el nivel de energía acumulada en las distintas estaciones del año. La caldera de biomasa, por el contrario, se abastecen de combustible vegetal o animal siendo su obtención constante durante todo el año además de reutilizar los desechos vegetales y animales producidos por el ser humano.

Existen ayudas que facilitan la instalación de sistemas de energía renovable para disminuir el coste inicial que hay que invertir. Una es “Nuevas Ayudas para la Rehabilitación Energética de Edificios Existentes” y la otra “Programa de Rehabilitación Energética de Viviendas del IDAE”.

Ventajas si usas Biomasa y Energía Solar Térmica

Fuente: Equipo www.inarquia.es